Hay muchos mitos en torno al café y la salud que no son ciertos. Un estudio reciente demuestra que beber café es bueno para muchas cosas. Aquí os dejamos algunas de las conclusiones de un estudio que recientemente publicaba el periódico Expansión.

Corazón: Los últimos estudios demuestran que, consumido con moderación, el café minimiza las posibilidades de sufrir un infarto porque ayuda a la reducción del calcio en las arterias evitando su obstrucción.

Longevidad: Beber café a diario mejora la esperanza de vida.

Aliado de belleza: La cafeína aplicada sobre la piel favorece la circulación pero sus beneficios van más allá. Beber café a diario protege al organismo de los radicales libres, principales responsables de acelerar el envejecimiento de la piel.

Cuida la línea: Los nutricionistas recomiendan beberlo a diario porque ayuda al organismo a deshacerse de las grasas acumuladas.

Antidepresivo: Las personas que consumen café a diario tienen hasta un 20% menos posibilidades de sufrir depresión.

Calma el dolor: El consumo de café puede reducir el dolor de cuello y hombros hasta en un 14%. Este poder analgésico se suma a su uso para aliviar dolores de cabeza.

Mejora la memoria: El consumo diario de café favorece la memoria a largo plazo y reduce considerablemente las posibilidades de padecer algunas enfermedades degenerativas.

Apoyo energético para el deporte: la cafeína alivia la sensación de cansancio y aumenta el rendimiento deportivo.