Cafés el Abra lanza al mercado sobres de azúcar biodegradables pioneros a nivel Nacional y Europeo. Se trata de sobres confeccionados a partir de polipropileno Oxo-Biodegradable para envasado de azúcar, una evolución del polipropileno tradicional ya que este es  totalmente biodegradable.

 Fabricados por la empresa Navarest que  acaba de obtener la certificación en seguridad alimentaria ISO 22000, y que ha incorporado para toda su producción de azúcar y edulcorante este innovador material de envase. Navarest es la primera empresa del sector alimentario a nivel nacional en obtener esta certificación.

 En el mercado existen dos tipos de materiales con los que habitualmente se realiza el envasado de azúcares, edulcorante, etc; papel y plástico (polipropileno). El envase de papel se podría pensar que es más ecológico y que genera menos residuos, o que estos residuos serán biodegradables. Sin embargo, el papel que se usa para envasar no está compuesto solo por papel, sino que lleva además una película de plástico (polietileno) adherida, que permite el termosellado. Este plástico supone hasta un 40% del peso de este material compuesto. Esto significa que una vez consumido el producto, se genera un residuo combinado, similar al de un tetrabrick, que resulta muy complicado y costoso de reciclar, y en muchas ocasiones, por esta razón, no se reciclan.

Por el contrario el polipropileno es solo plástico y además de ser más ligero su reciclaje es más sencillo. En consecuencia, el formato MEDIOAMBIENTALMENTE más favorable (en atención a la cantidad de residuos) es el sobre de polipropileno. Además ahora también es biodegradable gracias al uso de polipropileno oxo-biodegradable.

¿QUÉ ES UN POLIPROPILENO OXO-BIODEGRADABLE?

Se define un envase plástico degradable como aquel que está constituido por un material plástico que permite mantener completamente su integridad física durante la fabricación, posterior almacenamiento, envasado, vida en estantería y uso por parte del consumidor, y que al final de su vida útil, al ser desechado, comienza a cambiar químicamente por influencia de agentes ambientales, que lo transforman en sustancias simples o en componentes menores que finalmente se asimilan en el medioambiente.

El polipropileno OXO-BIODEGRADABLE, en primer lugar, se fragmenta (debido a la luz, calor, tensión mecánica-oxígeno) y en una segunda etapa al romperse las cadenas moleculares, el plástico se convierte en partículas pequeñas fáciles de biodegradar en cualquier medio por microorganismos.