Su característico sabor ha convertido el café en uno de los ingredientes más utilizados para realizar postres y repostería. Las recetas de muchos de nuestros pasteles, galletas y tartas favoritas llevan café y las pastelerías apuestan por utilizar cremas y aromas cafeteros en sus productos para satisfacer los gustos de los amantes de los dulces.

Os proponemos las recetas de dos de estos postres para que podáis, de una manera fácil y rápida, prepararlos en casa y sorprender a vuestros invitados.

Pudin de café:

  • Un sobre de flan
  • 1/2 litro nata (crema de leche) para montar
  • Un vaso de café recién hecho
  • Caramelo para el molde

En un vaso se separa un poco de nata para diluir el sobre de flan. El resto de la nata se pone al fuego y cuando esté hirviendo se incorpora la mezcla de la nata con el flan.

Tras mover enérgicamente la crema para que no se pegue, se incorpora el vaso de café y se mezcla todo bien.

Hay que preparar un molde untado con el caramelo líquido, verter la mezcla apenas empiece a hervir y dejar que se enfrié antes de meterla al frigorífico. Aquí hay que dejarla enfriar durante 5 o 6 horas y posteriormente desmoldar con cuidado y servir.

Tiramisú

  • 2 claras de huevo, 4 yemas
  • 100 gr. de azúcar
  •  400 gr. de queso mascarpone
  • 200 gr. de bizcochos de soletilla
  • 175 ml. café
  • 200 gr. de chocolate negro.
  • Cacao en polvo para espolvorear.

El primer paso es preparar una cafetera de café bien fuerte y dejarlo enfriar. Después, se montan en un bol las claras a punto de nieve con él. En otro recipiente grande se baten las yemas con el azúcar hasta que tenga la mezcla una consistencia espumosa. En este momento se añade el queso mascarpone poco a poco y se sigue batiendo. Posteriormente, se añaden las claras montadas y se mezcla todo bien.

En un molde (normalmente se utiliza uno rectangular) se pone una capa de bizcochos de soletilla en el fondo y se empapa con el café (aquí se le puede poner también un poco de licor). Se cubre con una capa de la crema de mascarpone y se ralla chocolate negro por encima.
Hacemos lo mismo con otra capa de bizcochos y finalizamos con una de crema de mascarpone con cacao espolvoreado por encima. El postre se debe enfriar en la nevera 3 horas aproximadamente para que quede consistente.